Factor-X #138

Factor-X #138Que se prepare la chusma mutante y demás basura con superpoderes que ha llegado el nuevo… Factor-X

#138 – Aniversario de Random
Por Xumer


Fecha de publicación: Mes 23 – 3/00


PORTADA: Como fondo vemos la asquerosa cara de Caronte, sonriendo y mirando al cielo con las manos extendidas en signo de victoria, eso como fondo. Delante tenemos a Random y Fortachón muertos en el suelo con caras de gran dolor. Múltiple esta de rodillas llorando junto al cadáver de su mejor amigo Guido. Sólido y Forja están de pie con actitud solemne. Al otro lado de a portada están La Bestia Negra, Fabián Cortez, Mesmero, Holocausto y Sauron riendo de una manera parecida a Caronte.

CONTRAPORTADA: Todos los miembros de Factor-X reunidos alrededor de Random, con gorritos, confeti y demás parafernalia de cumpleaños, en el centro hay un pastel y detrás de él esta Random, sonriendo por primera vez desde que empezó la serie.


Resumen de lo acontecido en el episodio anterior, si lo has leído y te acuerdas pasa de leertelo.

Factor-X esta fragmentado en dos grupo, el primero con los veteranos ha viajado hasta un pueblo para luchar contra un enemigo que aun no conocen. En ese grupo están: Sólido (que acaba de ser nombrado Jefe de Campo del Grupo), Forja, Fortachón, Random y Múltiple.

En el segundo grupo están los novatos recién llegados al grupo, que son Sombra (la única con nombre en clave), Chevil, Tat y Jon. También esta Val Cooper, como siempre enfrascada en una sesión de firmas de documentos.

Después están Fatuo y Maxine que llegaran inminentemente a Falls Edge (la Base de Factor-X).


Duluthkee. Pequeño Pueblo del Norte de EEUU.

Duluthkee siempre ha sido una ciudad muy muy tranquila, nunca han habido disturbios o peleas, sus habitantes son muy pacíficos, lo mas parecido a una aldea de pitufos bondadosos que encontraras.

Pero se acabó.

Ha habido un pequeño percance. Mejor dicho un grave percance. Algo relacionado con invocaciones y mutantes muertos ávidos de venganza.

Pero antes de pasar al trozo en el que los buenos se meten de ostias contra los malos veamos cómo ha resucitado tanto malvado.

— Flashback de dos días —

Todo empieza con el joven Manuel Philgrounds, ese es su nombre, aunque ya nadie le llama así, todos le llaman “Fiambre“, sus compañeros, sus compañeras y su padre adoptivo. El los odia a todos por llamarle así. Se podría decir que odia a todo al mundo, pero no es así, hay una persona a la que quiere mas que a su vida… su madre.

Su madre tuvo que cuidar de el cuando su padre murió y ella quedo viuda. Sin embargo consiguió un buen trabajo y una buena escuela para Manuel, todo podría ser perfecto en su relación pero ella se junto con un compañero de trabajo y acabaron casándose.

Resentido con su madre se empezó a aislar y empezó a dedicarse a la Necromancia, su abuelo paterno ya le había hablado de ello en los años anteriores a su muerte, pero fue cuando paso por una tienda de magia cuando le picó la curiosidad. El tendero le enseño un libro de Magia Negra y acabó vendiéndoselo. Para el tendero era una tontería como cualquier otra, para Manuel resulto ser el entretenimiento perfecto, necesitaba algo en lo que diferenciarse de sus compañeros. La supuesta magia le distinguía de aquellos a los que despreciaba. Pese a fanfarronear de ello Manuel no conocía de magia, los numerosos hechizos que intentó nunca funcionaron.

Hasta que su gen mutante se activo.

Fue durante su 19 cumpleaños cuando las cosas empezaron a ir mal, o a ir a bien, según se mire. La cuestión es que durante su cumpleaños, tras una fiesta que organizo su madre, a la que solo fueron su padrastro y hermanastra, se fue a su habitación enfurruñado, su hermanastra le siguió.

– Manuel, Manuel ¿que vas a hacer?-

Es irritante.” Piensa él.” Hace como si quisiera ser mi amiga, pero en realidad no le importo una mierda, a nadie le importa una mierda lo que yo haga. Solo me hace caso por que se aburre, después siempre pasa de mi, nunca me invita a ir con sus amigos y esas cosas, bueno, es mentira, me invitó una vez, pero me arrinconaron en una esquina y me marginaron.

– ¿A ti que te importa?- Le contesta Manuel, desafiante. Ella le miro seria, era un poco mayor que el, unos meses.

Él entro en su habitación pero antes de que pudiera cerrar la puerta también entró ella. Otra cosa que le sacaba de quicio de su hermanastra era su “perfección“, era perfecta en todo, era una buena estudiante, era una buena atleta y también era muy guapa, tenia éxito con los chicos y siempre quería caer bien a todos. Pero a Fiambre no le engañaba, sabia que era todo fachada, en realidad era una chica muy falsa.

– Oh, esta muy bien decorada esta habitación.- Dijo ella.

Ves.” Piensa Fiambre.” Otra vez intentando caer bien.

– Mariah, ¿te puedes ir? Tengo que hacer algo y no quiero que me molesten.- Le dijo él. Siempre empleaba esta excusa para librarse de aquellos que le molestasen

– ¿Que vas a hacer?-

– ¿A ti que te importa?-

– ¿Acaso vas a invocar al demonio?-

– Eso mismo, ahora vete.-

– NO creo que seas tan poderoso.- Bromeó ella.- Además me gusta pasar miedo.-

– Muy bien, tu lo has querido.- Fiambre apago las luces y se preparo, tenia que darle un buen susto, así le dejaría en paz para siempre. Puso música satánica (Craddle of Filth). ¿Que hacer? Ah, podía utilizar ese libro viejo que tenia escondido debajo de la cama, ese para invocar a un siervo del diablo.

– Aun no tengo miedo.- Le dijo ella con una inocente sonrisa en la boca, era increíblemente patética su forma de intentar ser mona.

– Ya lo tendrás.- Empezó a preparar la invocación, hizo el grabado en el suelo y luego busco un contenedor, para encerrar al demonio si se rebelaba, no encontraba un contenedor.

– ¿Que te hace falta?-

– Un recipiente. Pero déjalo, tu de esto no entiendes.-

– ¿Te sirve esta funda de gafas?-

– No, eso es una tontería. ¿Una funda de gafas? menuda tontería.- Viendo que no encontraba nada le quito de las manos la funda y la lanzó al circulo.

Es realmente un tipo divertido.” Piensa Mariah.” Si no fuera por ese desprecio que le mantiene apartado de todos podríamos ser buenos amigos, si incluso es guapo, si no fuera por ese odio visceral contra todos, nos culpa, nos culpa a todos de la muerte de su padre. Mira que intente que se lo pasara bien cuando se vino con nosotros de fiesta, pero se encerró en su caparazón y no dejo que nadie le hablara…

– Venga, estúpida, dame la mano, necesitamos hacer un circulo para la invocación.-

– ¿Por que me odias?-

– Por que eres fea y tonta, por eso.- Fiambre le ignoro y se puso a leer el libro.

– No me ignores, te estoy hablando.-

Fiambre empezó a leer el libro en voz alta, mas que nada para evitar oír a su hermanastra.

Paso algo extraño, del circulo salió una columna de luz, anteriormente Fiambre ya lo había leído en voz alta miles de veces y nunca había funcionado… Involuntariamente acabó de leer el pasaje.

Dentro de la columna de luz apareció una figura. Parecía mas que un demonio, un humano churruscado. La columna de luz desapareció y la figura se quedo quieta dentro del circulo.

– Hola mortal. Soy Caronte, emisario de el Demonio.-


Fin de la Intro.


Volvemos al presente.

Guido Carosella, también conocido como Fortachón esquiva a Sauron y se dirige directamente a Mesmero, el cual intenta hipnotizarlo, pero Guido escarmentado por un ataque anterior en el que cayó bajo su poder no le mira a los ojos sino al pecho. Vuelve a esquivar a Sauron que le sobrevuela de nuevo. Esta a dos pasos de Mesmero. Da los dos pasos y le aplasta literalmente con los puños, dejándole inconsciente.

Uno menos.” Piensa.

La pelea esta repartida de la siguiente manera, Sólido esta luchando contra Fabián Cortez (un mutante con la habilidad de aumentar y controlar el poder de los mutantes a su alrededor; en este caso al no ser Sólido un mutante solo puede intentar esquivarle), Random y Forja intentan noquear a Holocausto y Guido contra Sauron. Múltiple esta utilizando su poder para peinar la zona en busca de los rehenes.


Un Mausoleo en el cementerio del pueblo.

Allí esta Caronte, para aquellos que nunca le halláis visto es como un tipo churruscado de color gris y con una capucha verde. Se puede considerar siniestro, aunque también es increíblemente patético, depende de como le mires.

Para Manuel es muy siniestro y incluso terrorífico. Pero ni la mitad de horroroso que el monstruo que sujeta a su hermanastra, este es peludo y azul, como una versión maligna del monstruo de las galletas.

– ¿Por que no la dejas marchar?- Pregunta Manuel.

– No me fío de ti.- Le contesta Caronte.- McCoy, Bestia Oscura, sujétala todo lo fuerte que puedas, es nuestro seguro de que Manuel no invertirá su hechizo.-

– Si amo.- Responde la Bestia Negra, no le gustaba tener jefes pero este payaso llamado Caronte le había devuelto la vida y no tenia intención de morir de nuevo.

– Pero yo ni siquiera sabia que pudiera hacer algún tipo de hechizo, y mucho menos invertirlo.-

– Ah, se siente… no te creas que somos el Corte Inglés, aquí no devolvemos el dinero si no queda satisfecho.-

– ¿Que demonios es el Corte Inglés?-

– Bueno, es una especie de Infierno, solo que más limpio.-


Falls Edge. Entrada al complejo.

El retorno eternamente prometido.

Veréis, Fatuo no es exactamente un teletransportador. Él envía una sonda (una parte de él) a gran velocidad a donde quiere llegar, luego desaparece de donde quiera que este y sale por la sonda de antes. Esta vez es algo más complicado ya que también lleva a Maxine y todo su equipaje.

– Por fin he vuelto.- Exclama Maxine nada más llegar.

– ¿Donde dejo esto?- Pregunta Fatuo enterrado bajo una pila de maletas.

– Ah, lo tendremos que dejar en mi habitación.-

– ¿Tenias que traer tanto equipaje? teleportarlo me ha dejado exhausto.-

Maxine llama al timbre de la enorme puerta de Falls Edge.

Tras un momento responde Val Cooper.

– Ah, hola Maxine. Pasa.-

– Hola Val, traigo otro mutante.-

– Creo que vamos a empezar a tener problemas de espacio.-


Volvamos al combate.

Por supuesto los buenos ya han ganado a los malos, Sólido ha noqueado fácilmente a Fabián Cortez y Fortachón a Sauron. Digamos que Holocausto no lo ha tenido muy fácil contra cuatro mutantes cabreados (bueno, Sólido no es un mutante, pero si que esta cabreado).

Múltiple avisa por el comunicador que ya ha encontrado a los rehenes en el hipermercado, todos atados. Sólido envía a Forja junto a Múltiple para que supervise el traslado, él, Guido y Random van a buscar al malo para detenerle.

– Una pregunta.- Dice de repente Random, dando un susto de muerte a Sólido, que desde un principio lo había considerado mudo.- ¿Todos estos mutantes contra los que nos enfrentamos no estaban muertos?-

– Según los archivos sí.-

– ¿No es extraño que tan diferentes mutantes se hallan unido para darnos la brasa?-

– Yo de ti no cuestionaria al guionista.- Bromea Guido.

– Ya, pero lo único que une a todos estos tipos es que estaban muertos y son muy malvados.-

– Eran… recuerda que están muertos.- Corrige Guido.


Mausoleo.

– Ah… Se acercan, lo noto. Mis enemigos se acercan… los que me hicieron como soy se acercan.- Exclama Caronte.

Hay una breve pausa.

– ¿Ellos te churruscaron?- Pregunta inocentemente Manuel.

– Emmm… Bueno, eso no lo hicieron ellos, uno de ellos mató a mis padres y el otro me dejó cojo.-

– Ah… mató a tus padres.- Dice Manuel, empezando a sentir lastima por Caronte (le llaman síndrome de Estocolmo).- Debías sentir mucho aprecio por tus padres.-

– En realidad les odiaba, mi madre era una puta y mi padre me pegaba.- Responde Caronte.

– Hum… ¿Entonces por que te quieres vengar de ellos? Realmente te han hecho un favor, y estar cojo no es nada si lo comparas con tener la piel quemada.-

– Hmmmm… Busco venganza por… Bueno, yo… NO CUESTIONES MI VENGANZA… MI VENGANZA ES LO UNICO QUE ME MANTIENE VIVO.-

– ¿Pero no eres un demonio? Tu no estas vivo.-

– ¿Ah no?-

– No, según el manual de demonologia los demonios no están exactamente vivos, es algo así como un café descafeinado, es café pero está descafeinado.-

– Que decepción… ¿estas seguro? ¿donde has leído eso?-


Afueras del Cementerio.

– Vale chicos, solo nos queda por registrar el cementerio.-

– Uhhh, que miedo.- Comenta Guido.

– Lo mismo digo.- Dice Random sin inmutarse.

– Venga chicos, tomaoslo en serio, somos los buenos y vamos a por los malos, a patearles el culo.- Intenta animarles Sólido.

– Que emoción.- Dicen Guido y Random al unísono. Ambos se miran. Luego Guido añade.- Como se nota que llevas poco tiempo en el negocio, Sólido.-


Mausoleo.

– Realmente interesante este libro. ¿Donde lo compraste?-

– No lo compré, me lo pasó mi abuelo. Bueno, no realmente, este lo encontré en un baúl del abuelo después de muerto, pero nunca había funcionado hasta ahora.-

– No es por meterme donde no me llaman, Jefe, pero los enemigos deben estar muy cerca, no creo que sea el momento de ponerse a leer un libro.-

– NO ME CUESTIONES, SIRVIENTE.- Le grita Caronte.- Aunque a lo mejor tienes razón. Manuel, dejamos esta conversación para después.-

– Vale Caronte.- Le dice Manuel y disimuladamente coge el libro.


Falls Edge. Despacho de Val Cooper.

Ha habido una larga conversación entre Fatuo y Val, el tema es Random y su pasado.

– Ahora lo entiendo todo.- Exclama Val tras un extenso monologo de Fatuo. No lo reproducimos por no aburrir al lector. También por no desvelar todo su pasado.

– Si, es una triste historia, Maxine me convenció que lo mejor será revelársela cuanto antes.-

– Tienes razón… claro, esto explica el comportamiento de Random todo este tiempo. Al menos tendrá la suerte de enterarse a través de un amigo y no por terceros, imagina que la Bestia Negra se lo hubiera dicho.-

– Si, habría sido un duro golpe. Menos mal que la Bestia Negra está muerta.-


Mausoleo.

– Parece que se acercan unos pasos.- Susurra la Bestia.

Sólido se asoma y es repelido por un rayo. Cae inconsciente fuera del mausoleo.

– Random.- Grita Fortachón.- Cúbreme y entro.-

Y cual sería la sorpresa de Guido al entrar y encontrarse cara a cara con Caronte.

– Eum… Hola Charlie.-

– Hola Guido, he venido en busca de venganza.-

Random, como de costumbre entra disparando rayos y le da a Caronte, enviándolo contra una pared.

– Espera Random… No dispares.- Le dice Guido.

– Hola Random.- Dice la Bestia Negra.- Si me disparas mato a la chica.-

– ¿TU?-

Caronte se levanta.

– Charlie.- Le dice Guido.- Ya sabes que al final quería disculparme por eso que hice, ya sabes, lo de golpearte y mandarte al hospital.-

– No, Guido, no hay perdón que valga. Pero no estoy enfadado contigo.-

– Bof, que alivio.-

– Estoy furioso con Random… él fue el que me convirtió en lo que soy.-

– ¿Yo? Pero si ni siquiera te conozco.- Responde Random.

– ¿No me recuerdas? Mataste a mis padres a la salida del cine.-

– No recuerdo haber hecho.-

– Ya le has oído, Caronte, debes haberle confundido con otro mutante, los hay a montones hoy en día.- Interviene Guido.- Salen de debajo de las piedras.-

– No, estoy seguro de que era él.-

– Es imposible, yo fui criado por la Bestia desde pequeño.- Responde Random.

– Si, ella misma está aquí. Él lo puede confirmar.- Dice Guido señalando a la Bestia.

– No sabia que tuviéramos un amigo común.- Dice él.

– Bestia ¿Criaste a este tipo?- Pregunta Caronte.

– No, solo le engañe durante años para hacerle creer que estaba en deuda conmigo.-

– ¡¡¿COMO?!!- Gritan al unísono Random, Fortachón, Caronte, Manuel (revisando su libro de magia) y su hermana de Manuel.

– Si, Random, te engañe durante décadas para que hicieses mi trabajo sucio, para que fueses mi lacayo, te mantuve el cerebro lavado durante todo este tiempo, impidiéndote recordar nada. Parece que realmente te hice un favor, ya que se ve que mataste a los padres Caronte. Eres un asesino y no hay ninguna excusa para ello.-

– Así que maté a tus padres…- Murmura Random, destrozado al conocer la verdad.

– Eum… Así que mataste a mis padres.- Dice Caronte.- ¡¡¡Así que mataste a mis padres!!! ¡¡¡PREPARATE A MORIR!!!- Le grita.

– Haz lo que debas.- Random no opone ninguna resistencia, ha pasado los últimos meses preguntándose quien era y resulta que en el fondo es un asesino. En su propia opinión no merecía vivir.- Mátame.-

– Con mucho gusto.- Dice Caronte a la vez que lanza un potente rayo contra Random, atravesándolo de costado a costado.

– ¡¡NOOOOOOOOOO!!- Grita Guido.

– Podías hacerlo mejor, aun estoy vivo.- Dice Random, pasándose la mano por el agujero en su torso.

– Perdón, ahora si que lo haré mejor.- Se disculpa Caronte.- ¡¡¡PAAAAPIS, OS VOY A VENGAR!!!-

Caronte invoca todo su poder y lo concentra para lanzar un rayo. Murmura unas palabras de una lengua extraña.

– Saatem Um Peluxha.-

Espera, esa no es la voz de Caronte sino la de Manuel. Caronte y la Bestia empiezan a desaparecer en un largo “Noooooooo” típico de estos finales.

– Por fin encuentro el contrahechizo.- Dice Manuel.

– ¿Que es un contra hechizo?-

– Un hechizo para anular él que los trajo hasta nosotros.-

De repente entra Sólido por la ventana, rueda por el suelo, salta y se esconde detrás de una lapida, luego levanta la cabeza dándose cuenta de que no hay malos.

– Perdón por caer inconsciente… ¿me he perdido algo?-

Guido se gira hacia Random, éste estaba de pie, con la cabeza mirando al suelo, destrozado y ¿llorando?.

– Venga Random… No es para tanto.- Dice Fortachón.

– No lo entiendes nada, Guido.- Murmura Random.- Creía que me había redimido, creía que podía ser de los buenos, pero al fin me doy cuenta… La mierda nunca se acaba, si eres de los malos, lo eres para siempre.-

En la voz de Random había un tono de desesperanza.

– Guido, llévate los chavales, déjame a mi este tema.-


Camino al Aguila Dorada, avión de Factor-X.

– ¿Así que tu invocaste al bueno de Caronte?-

– Si, fue sin querer… ¿no estaréis enfadados?-

– No, la verdad es que tenia que disculparme con él.- Comenta Guido.- Además, ha sido divertido, solo lo siento por Random… debe haber sido un duro golpe.-


Mausoleo.

– Random, no me conoces del todo pero puedes estar seguro de que todo lo que te diga.-

– Random.- Continua Sólido.- Yo era un criminal, un matón de una banda de crimen organizado. Dios, he matado a hombres inocentes… No tenia excusa, lo hacia por dinero. Pero un día me pillaron y me condenaron a cadena perpetua. Un general me utilizó a mi y a otros reclusos como conejillos de indias en un experimento, lo cual consiguió darme poderes. ¿Los utilice para bien? Si, por una vez no era el asesino, era la víctima. Luche y conseguí la libertad. Random… ¿tu has sido víctima? ¿has luchado por tu libertad?-

– Si, pero no hay forma que la consiga, la mierda siempre vuelve a salir a flote.-

– No, te equivocas, has luchado… Has tenido mala suerte. ¿Eso te da derecho a retirarte de la lucha? No. No debes dejar tu redención por que las cosas te salgan mal. Si lo dejas significa que realmente no la mereces. Nadie ha dicho que sea un camino fácil… Lucha por tu redención.-

Silencio.

– Nada más tengo que decirte.-

Silencio. Sólido de va hacia la puerta.

– ¿Lo has logrado?- Pregunta Random.

– ¿Qué?-

– ¿Has logrado tu redención?-

Silencio.

– Tengo un restaurante y una mujer preciosa que me quiere. Y yo la quiero. Puedo ser útil en Factor-X ayudando a los que están en peligro.- Contesta Sólido.- Sí, sin duda lo he conseguido, estoy en paz conmigo y con todos.-

Random no contesta.

– No es un camino fácil. No lo es.-

Final del Capitulo.


Próximo numero: Factor-X #139: Borrón y cuenta nueva. Empieza la saga Juegos de Niños. Protagonistas: Los Cachorros.


CARTAS AL GOBIERNO. Correo del lector.

Tomaos esto como un punto y a parte dentro de la serie. Os contaré un secreto, realmente este iba a ser mi ultimo numero en la serie, más que nada por que me quede atascado y tampoco recibía ninguna respuesta de los lectores. Gracias a Diox ambas cosas han cambiado, por lo que continuare en la serie.

Digo todo esto por que he estado reflexionando y creo que cualquiera puede hacer buenos guiones. Solo hacen falta tres cosas:

1) Amor por los personajes que tratas.

2) Bastante autocrítica.

3) Mucha paciencia con Doc Comic.

Con esto quiero animar a todos a que se unan a Marveltopia y a aquellos que ya están dentro a que mejoren la periodicidad de sus series.

Para los no-guionistas, Doc Comic es el hueso duro de los dos editores, mientras que Correia es más benevolente, Doc mira con lupa todo el texto, en busca de fallos o incoherencias. Al final te acostumbras, pero al principio es un infierno. No le tengáis miedo, de hecho resulta beneficioso para la redacción.

Xumer.

Tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *