Hombre de Hielo #1

Hombre de Hielo #01Proveniente de la Patrulla-X…

#1 – Vuelta a casa
Por Xumer


Fecha de publicación: Mes 24 – 4/00


Resumen de lo acontecido en el episodio anterior, si lo has leído y te acuerdas pasa de leertelo.

¡¡¡No ha pasado aun nada!!! Este es el primer numero de la serie. Ah, y antes de que os desesperancéis y dejéis de leer este cómic (o historia) os pido un poco de paciencia. Siempre, lo mas difícil es empezar.


Mira que es bonito volver a casa.

Todo aquel que halla estado una larga temporada fuera de casa sabe a que me refiero, por ejemplo, cuando sales a un espacio abierto nada mas llegar a tu ciudad de origen notas algo en el aire. Algo en el ambiente. Tras pasar un par de días en casa te acostumbras y dejas de notarlo, pero a los segundos de llegar si que lo notas, como una caricia.

– Buf.- Fue lo primero que dijo Robert “Bobby” Drake nada más llegar al portal de casa de sus padres. Ya se que no es una frase muy ocurrente, pero dadle tiempo, ha pasado toda la mañana sentado en una butaca del autobús y tampoco esta para frases ocurrentes.

Bobby deja una bolsa de mano en el suelo a la vez que el autobús que le ha traído sigue por la carretera hacia su próxima parada. Robert se estira, haciendo crujir los huesos de su columna vertebral. Respira aliviado.

Recoge su mochila.

Sube al rellano de la casa, era la típica casa americana, tantas veces mostrada en las películas, con su porche y su jardín.

Antes de pasar al reencuentro madre-hijo, lo mejor seria hablar un poco de Bobby para todos aquellos que aun no le conozcáis. Os ilustrare en todo lo que podría ser remarcable para el desarrollo de la historia.

Bobby Drake es un mutante, su poder consiste en la manipulación de la temperatura, por su propio poder es inmune al frío por lo que puede convertir su cuerpo entero en hielo (de ahí su sobrenombre “Hombre de Hielo“).

Como otros mutantes, también pertenece a la Patrulla-X y intenta seguir el sueño de Charles Xavier (fundador de la misma) que consiste en una coexistencia pacifica entre humanos y mutantes, cosa que intentan conseguir peleando con todos aquellos mutantes malvados que amenazan la seguridad de los humanos normales. Desde siempre Bobby ha poseído un gran poder latente ya que quedaba demostrado que podía manejar la temperatura o congelar cosas muy fácilmente, pero nunca ha llegado a controlar mucho su poder, normalmente por falta de consistencia en su entrenamiento.

Bien, creo que eso es todo.


Ah, también cabe señalar un grave conflicto generacional.

Su padre, William Drake, es una persona realmente conservadora. En cierta manera intolerante, pero no fue hasta su ultimo encuentro que las cosas no llegaron a desmadrarse. En su ultima visita, el padre de Bobby mostró a este una faceta que nunca le había enseñado.

Una faceta racista.

Nunca antes William Drake se había comportado de esta manera delante de su hijo. Todo esto tiene una explicación, perdonad si me pongo en plan psicoanalista… Todo padre tiene en cierta manera miedo a que su hijo sea mejor que él, en cierta manera cuando el hijo crece, el padre debe aprender que este le aventaja en algunos aspectos y encontrar su lugar destacando el mismo en otros. Esto solo suele pasar con los padres mas conservadores, el resto sale bien parado y sabe encontrar el equilibrio.

Con hijos mutantes el problema se acentúa. Los mutantes al ser el próximo paso de en la evolución resultan ser mejores “humanos” que los padres, eclipsando logros personales (¿Que importa que sepas tocar el piano mejor si tu hijo puede volar?). Hay que ser muy sabio para lograr el equilibrio.

Por eso hay tanta tensión entre ambos. William se siente inferior y Bobby no puede negar lo que es.

Pero se me esta yendo mucho la piña volvamos a la historia.


Bobby aprieta el interruptor del timbre durante un segundo. Oye unos pasos acercarse, un ojo se asoma por la mirilla. La puerta se abre de golpe, su madre le abraza fuertemente.

– BOOOOOOOOOOBBBYYYYYYYYYYYYYYY.-

– Eum… Hola Mama.-

– Dejame que te vea.- Su madre se aparta por un momento, mira a Bobby.- Has perdido mucho peso, estas casi en los huesos.-

– Maamaaa. Estoy bien.-

– ¿Que comes últimamente?-

– Mama, en serio, estoy muy bien.-

– WILLIAAAAAAAAM.- Grita Maddy “Mama” Drake.- VEN, YA HA LLEGADO BOBBY.-

Bobby se tapa los oídos cómicamente.

– Hola Robert.-

– Hola Padre.-

El ambiente se queda helado y los poderes mutantes de Bobby no tienen nada que ver con ello.

– Así que por fin has vuelto.- Dice William.- Vas a entrar o piensas quedarte en el portal todo el día.-

– Bueno, Bobby.- Dice Maddy, intentando calmar un poco las cosas.- Me tienes que contar un montón de cosas… ¿Como te llevas con esa chica que vino la otra vez?-

– ¿Picara? No Mama, solo somos amigos.-

– Si te crees que puedes engañar a tu madre estas apañado…-

– MAAAAMAAAAAAAAA.-


Un par de horas después.

Bobby ya había deshecho la maleta y se había duchado. Cuando se dirigía al comedor para la cena se sorprende al oír el timbre.

Se acerca a la puerta y abre.

Lo primero que ve son unos enormes ojos pardos. Después se fija en la chica a la que pertenecían. Era joven, de unos 25 años, más o menos la edad de Bobby, era bastante delgada y media un metro setenta, su pelo, marrón y largo lo tenia recogido en un moño, llevaba una falda y chaqueta marrones. Era muy guapa.

– ¿Tu debes ser Bobby?-

– Eh, si..-

– Yo soy Jaqueline.- Le interrumpe, como si solo con decir eso se aclarase todo.

Hay un breve y absurdo silencio hasta que Jaqueline dice:

– Tu madre me invito a cenar.-

– Ah, pasa, perdona el lapsus.- Bobby le toma el abrigo y lo cuelga del perchero.- ¿Quieres tomar algo antes de cenar?-

– No se… ¿Tienes una Fanta?-

– Supongo que si, espera que vaya a la cocina a por una, puedes esperar un momento en el salón.-

– Si, como no.- Contesta Jaqueline.

Bobby va corriendo hacia la cocina, allí esta su madre, haciendo la comida.

– ¡¡¡¡¡¡¡MAAAAMAAAAAAAAA!!!!!!!!!!- Le grita Bobby.- ¿Como es que no me avisaste que teníamos invitados a cenar?-

– Uy, se me debe haber olvidado.- Le contesta.- Jaqueline es hija de los Edison ¿a que es guapa?-

– Mama… Creo que ya soy mayorcito, me gustaría poder elegir a mis amistades.-

– Si, pero Jaqueline es muy guapa e inteligente… ¿Sabias que tiene la carrera de Arquitectura?-

– ¡MAMA!-

– Además le gusta la fotografía ¿a ti no te gustaba hacer esculturas de hielo?-

Bobby abre la nevera y saca dos fantas.

– Mira.- Dice.- Dejalo, es inútil discutir contigo.-

Con esto deja la cocina y se dirige al salón de estar.

– Hola de nuevo, Jaqueline.-

– Me puedes llamar Jacke.- Contesta ella.- Todo el mundo lo hace. ¿Tu madre no te había dicho nada? ¿verdad?-

– Bueno, la verdad es que me acabo de enterar.-

– Tranquilo, tu madre y la mía son muy amigas y supongo que decidieron por nosotros que lo mejor era que nos conociéramos.-

– La verdad es que es una situación un poco violenta.-

– Estoy de acuerdo contigo, veras, mi madre tiene grandes traumas por que he cumplido los 26 y aun no tengo novio formal.-

– Creo suponer que a la mía le pasa lo mismo.-

Un breve silencio.

– ¿Así que te gusta la fotografía?-

– ¿Así que eres un mutante?-

Dicen ambos justo a la vez.

– Perdón.- Dice ella.- Si, la verdad es que me encanta.-

– A mi me gusta hacer estatuas de hielo.-

– ¿Me haces una demostración?-


En el jardín, un momento después.

Bobby activa su poder mutante, alrededor de sus manos aparece un aura azulada y empieza a crear una enorme estatua de hielo, una replica de “Apolo y Dafne” de Bernini, para los no iniciados es una estatua que representa la búsqueda del amor y el rechazo.

– Guau, estoy realmente impresionada…- Dice Jacke.- Es realmente bonita.-

– ¿De veras te gusta?-

– Si, mucho.- Responde.- Oye, aunque no vayamos a ser novios me gustaría ser tu amiga. Tienes talento.-

Hacia mucho tiempo que Bobby no era alabado por alguna de sus acciones, en la Patrulla-X hasta hace poco siempre había sido el gracioso y mete-la-pata.

– Te puede sonar vanidoso…- Dice Jacke.- Pero ¿me podrías hacer en hielo?-

– Claro.-

Con un gesto de su mano “Apolo y Dafne” desaparece y se empieza a formar una imagen de Jacke.

– Hum… ¿Quieres que te diga en que fallas?-

– Si, claro.- Responde Bobby.

– Me parece que los pliegues de los vestidos aun no los dominas.-

– No hay problema, entonces solo representare desnudos.- Bromea Robert.

Ambos ríen.

– Si quieres yo puedo posar para ti, de hecho ya posaba en la universidad para mi novio, era pintor, pero tenia muchisimo menos talento que tú.-

– Me vendría bien.-

La puerta trasera de la casa se abre y William Drake se asoma.

– Tortolitos, la cena esta lista.-

Bobby frunce el ceño. Jacke sonríe. Ambos entran a la casa y se sientan en la mesa.


Una media hora mas tarde.

La cena transcurre muy silenciosa, Bobby y Jacke se sienten intimidados y William no es muy hablador, por lo que el mayor peso de la conversación pesa sobre la madre de Bobby, que no para de hablar sobre cosas triviales.

Tras la cena la madre de Bobby le pide a su hijo que acompañe a Jaqueline. Por supuesto Bobby no se niega.

– Menudo papelazo.-

– Si, la verdad es que es muy incomodo.- Responde Bobby.- ¿Has dado alguna vez un paseo por rampas de hielo.-

Al minuto siguiente Bobby la ha levantado en vilo y transformado en un enorme Hombre de Hielo crea una rampa de hielo. A medida que van avanzando Bobby la va prolongando.

– ¡¡¡MAS RAPIDO, BOBBY!!!- Le grita Jacke.

Robert incrementa su velocidad de deslizamiento y hace las cuestas mas pronunciadas. Como colofón crea una rampa ascendente sin prolongación, por lo que acaban volando por los aires.

Caen sobre un montón de nieve virgen.

– ¡¡¡¡¡¡GUAUUUUU!!!!!!- Exclama Jacke.- Eres increíble.-

Le da un beso en la mejilla.

– Venga, Bobby, te invito a un helado.-

Ambos ríen, Bobby deshace el hielo a su alrededor y se transforma de nuevo en humano.


Despacho de William Drake.

El padre de Bobby lee una carta. Junto a ella hay una fotografía. Mira detenidamente ambas. Las mete ambas dentro de un sobre, después todo dentro de un baúl. Lo coge bajo su brazo.

Abre la puerta del despacho, se asoma, comprueba que nadie le ve. Se dirige al desván, en la buhardilla de la casa. Allí abre un armario con una llave y mete el pequeño baúl. Se guarda la llave en el bolsillo.


Otro sitio. Media hora después.

– Bueno, creo que ya hemos llegado.- Dice Jacke.

– Si.-

– Ha sido una noche divertida.-

– Mucho.- Responde Bobby.- Deberíamos repetirlo otro día.-

– ¿Mañana te va bien?-

– Perfecto, ¿te paso a recoger?-

– Claro.- Dice mientras se inclina sobre él y le regala un beso en la boca.- ¿Quieres pasar?-

Bobby la rodea con sus brazos y ella le vuelve a besar.

Fundido en negro.


PRÓXIMO NÚMERO: Mirad más abajo si queréis saber la dinámica de la serie, lo explico todo al detalle


CORREO DEL HOMBRE DE HIELO

Nada de títulos chorras, que no se me ocurre ninguno.

Supongo que al ser el primer numero debería comentar un poco el tipo de serie que va a ser, para que el lector se enganche y todo eso.

La temática de la serie no será la típica “Superheroe” se pelea contra “Supervillano“. Creo que esto ya esta sobreexplotado y hay que innovar un poco en el genero. La serie se centrara mas en el aspecto emocional e intentara buscar otros puntos de vista respecto al personaje. Pese a no utilizar la estructura “bueno contra malo” eso no quiere decir que la serie se vaya a distanciar del universo mutante, es mas se profundizara en la xenofobia mutante, sus causas y sus repercusiones. También puede que lance un par de dardos envenenados contra el modo de actuar de la Patrulla-X.

Bien esto es más o menos lo que hay planeado para los próximos seis o siete números. Me podéis enviar e-mails diciéndome lo que os parece. Sobretodo si tenéis alguna idea o si os parece mal (siempre que me digáis el por que razonadamente). No muerdo, eh.

Xumer.

xum00@hotmail.com

Tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *