X-Man #29

X-Man #29Un poder supremo en las manos de un adolescente, un pasado en una era indómita y salvaje, un cruel destino que amenaza con cumplirse… Pero ante todo un ser humano que lucha por sobrevivir en un mundo que no es el suyo.

#29 – Club Fuego Infernal
Por Xumer


Fecha de publicación: Mes 24 – 4/00


Resumen de lo acontecido en el episodio anterior, si lo has leído y te acuerdas pasa de leértelo.

Nate se enfrentó en el episodio pasado al asesino mas letal de todo Marvel, al mercenario conocido como Bullseye, actualmente a las ordenes de Sebastian Shaw, Rey Negro en el Circulo Interno del Club del Fuego Infernal. Al final del numero, tras vencer a Bullseye, Nate recibía una invitación a una fiesta del Club del Fuego Infernal, una invitación que repetiré seguidamente…


Invitación.

Nathan Grey, supongo que si has ganado a Bullseye ya estas preparado para avanzar al siguiente nivel. Te ruego encarecidamente que vengas.

¿Como? ¿Ir donde? Se pregunta Nate. Y le da la vuelta a la tarjeta, encontrado en el otro lado mas cosas escritas, estas al contrario que las otras están escritas a maquina con letras doradas. Dicen lo siguiente:

Me complazco en invitarle a la fiesta de reinaguracion del Club del Fuego Infernal, club social elitista fundado hace más de cien años. Esta invitación es intransferible y sólo es valida para una pareja. Es obligatorio el uso de esmoquin y corbata para los hombres y traje de noche para las mujeres. La fiesta comenzará a las 22:30 del próximo martes en “El Cisne”, espero que puedan asistir.

Atentamente:

Sebastian Shaw (Actual coordinador del Club del Fuego Infernal).”

” El Cisne.

Nathan entrega la entrada al portero para que éste le deje entrar en la fiesta.

Ayer Nate pasó todo el día descansando de sus heridas del enfrentamiento contra Bullseye, menos un momento que fue a comprar ropa para que le permitieran entrar a la fiesta, llevaba el típico esmoquin con sus corbata y zapatos negros. Ya estaba casi recuperado del combate, y se sentía al máximo de sus habilidades telequinéticas, si había bronca él estaría preparado.

Al entrar en “El Cisne” no puede evitar soltar una suspiro de admiración. El recibidor era impresionante, tenia un techo muy alto con una preciosa lampara de cristal, frente a él había una escalera también muy grande con una alfombra roja al estilo de palacio de cuento de hadas. Por doquier había gente muy elegantemente vestida hablando animosamente. Algunas de las mujeres presentes cortaban la respiración, con modelos que enseñaban toda la espalda, casi hasta el borde del trasero. Por todos lados también habían camareros atareados llevando bandejas de canapés y bebidas de un lado al otro.

Nate nunca había estado en una fiesta.

Casi se arrepentía de haber ido allí como enemigo.

– ¿Quiere una bebida el señor?- Le pregunta un camarero plantado delante suyo con una bandeja llena de copas de champan.

– Si, tomare una.- Contesta Nate a la vez que recoge una copa. El camarero se va.

Nate mira la copa temeroso de que este envenenada, por una parte le hubiera gustado bebérsela, pero no podía arriesgarse, estaba en territorio enemigo. De repente le llaman desde su derecha.

Dos chicas jóvenes se le acercan, una es morena y la otra rubia.

– Mira a quien tenemos aquí.- Exclama la morena.- Mira, Desiree, es Nathan Grey, el Hombre-X.-

– Hola Nate, oye, perdona lo de haberte enviado al desierto y todo eso, no era nada personal.- Le dice Desiree.- Ya sabes, las órdenes son la órdenes, en realidad nos caes muy bien.-

Nate no contesta. Solo observa y piensa. ¿A que venían las disculpas?

– Déjalo, no ves que está más interesado en mi.- Fanfarronea la morena.- ¿Quieres bailar? Cariño.-

– Creo que pasaré.-

Sus ojos se posan sobre una jovencita de color con un largo y rizado pelo. Queda tan sorprendido que su copa se le cae y se rompe en añicos contra el suelo. Tarda varios segundos en recuperar la compostura. ¿Que hacía Responso aquí?

Su ex-novia Responso.

– ¿Que queréis de mí?- Les pregunta a las dos chicas.

Hay una breve pausa.

– Sinceramente.- Contesta Virus.- A mi me gustaría que Desiree, tu y yo pasáramos la noche en mi suite, entre las sábanas… Pero creo que el jefe tiene otros planes contigo.-

– ¿El jefe?-

– Si, el señor Shaw…- Le contesta.- No me digas que aun no te lo han presentado.-

– Nosotras te lo presentamos.- Dice Desiree mientras lo coge del brazo y se acurruca contra él.

Nate vuelve a buscar a Responso con la mirada, pero ya se había perdido entre la muchedumbre.

Virus y Desiree le tienen cogido cada una de un brazo y lo llevan entre la gente hacia las escaleras.

– Sabes que…- Susurra Desiree.- Anoche tuve un sueño. Tu aparecías Nate.-

– Que zorra que eres, le vas a hacer sentirse incomodo.- Le contesta Virus.

La verdad es que Nate ya se sentía extremadamente incomodo, estas dos chicas realmente le ponían un poco caliente, era como si una aura de sexualidad las rodeara, a cada paso sus pechos se chocaban contra sus brazos y eso le estaba empezando a poner nervioso. Tenia que recordarse mentalmente que estaba en la boca del lobo y que no podía permitirse perder la concentración.

– No era ese tipo de sueño.- Dice Desiree molesta.- No follábamos ni nada. Solo bailábamos.-

– Allí esta Shaw.-

Automáticamente Nate se gira hacia donde señala Virus.

Entonces le ve claramente. Era inconfundible, era un hombre de mediana edad, de unos 50 y pico años muy bien llevados. Tenia el pelo largo y negro recogido en una aseada coleta. Llevaba puesto un esmoquin de camisa negra que le hacia destacar entre el resto de invitados. Había algo aristocrático en su porte. Como si estuviera por encima de los demás y él lo supiera. Cualquiera a su lado quedaba como eclipsado por su presencia. Sus ojos se giraron hacia donde se encontraba Nate.

Nathan no se dejó intimidar, pero en el fondo se sintió un poco incómodo cuando sus ojos se posaron en él. Sintió como si le estuviese evaluando, como si cada uno de sus gestos fuera a ser analizado al detalle para comprobar su poder. Una sonrisa apareció en el rostro de Shaw. Se disculpó con las personas con las que estaba hablando y se dirigió hacia Nathan y las dos chicas.

– Bienvenido al Club del Fuego Infernal. Señor Grey.-

– ¿Cómo conoce mi apellido?-

– Oh, señor Grey, conozco muchas cosas… más de las que usted se imagina.- Contesta Shaw, a la vez que mira a las chicas, éstas no necesitan más palabras y se van cogidas del brazo, dejando a los dos hombres solos entre la multitud.- Pero por favor tuteémonos. Nathan.-

– Preferiría no hacerlo, señor Shaw, no hasta que haya respondido a un par de preguntas que tengo.-

– Pregúntame lo que quieras, soy un libro abierto. Ni siquiera llevo ninguna barrera psíquica.-

Nate se sorprende mucho ante esta afirmación y lo comprueba superficialmente, aun así prefiere no llegar a entrar en la mente de Shaw por si era una trampa.

– ¿Que hace aquí Responso?-

– Ah, su función es simple… Veras, hace tiempo cuando tu estabas en el Instituto de Xavier, reponiéndote de tu batalla contra Onslaught ella estaba siendo perseguida por unos sicarios de Siniestro, unos clones de los Merodeadores. Hubiera muerto seguro si no llegamos a salvarla.-

– ¿Por qué la salvaron?- Sonaba un poco extraño, ya que en realidad le habían hecho un favor, Responso había sido su novia, o algo parecido.

– La salvamos para ganar tu favor.- Contesta Shaw.- Para que veas que somos de “los buenos“.-

– ¿Entonces por qué todos esos ataques contra mi?-

– Oh, Nate, era una prueba, pero prefiero no hablar aquí, mejor si me acompañas a un sitio más privado, donde podamos hablar con libertad.-

¿Una prueba? ¿Que quería decir?

Shaw le lleva hasta un ascensor. Ambos entran. Shaw aprieta el botón de uno de los pisos superiores. Las puertas se cierran y el ascensor empieza a subir.

– Nate ¿qué conoces del Club del Fuego Infernal?- Le pregunta Shaw.

– No mucho.- Nate también había estado documentándose la noche anterior.- Se supone que es un club social realmente elitista, donde solo se permite la entrada a los más poderosos.-

– Eso no es lo realmente importante del Club, el Club sólo es una tapadera para el Círculo Interno.-

– ¿Círculo Interno?-

– El Círculo Interno está formado por aquellos mutantes mas poderosos…- El ascensor se para. Las puertas se abren.

Shaw le acompaña por un largo pasillo.

– El Circulo Interno esta formado por los mutantes más poderosos del planeta, no sólo en su poder mutante sino también en inteligencia, astucia y dinero. Nunca hay que infravalorar al dinero.-

Llegan hasta una puerta. Shaw coloca su mano sobre el pomo de la puerta, gira el pomo y abre la puerta, automáticamente la sala se ilumina.

– Tu primero.- Le dice Shaw.

Nathan entra precavidamente. Es una sala muy grande y circular, no parece haber ninguna trampa. Nate entra, Shaw le sigue.

– Aun no has respondido a mi pregunta.-

– Vuélvela a formular entonces, pero toma asiento.-

La sala era muy bonita, poseía dos grandes mesas semicirculares, una negra y una blanca, Shaw le llevó hasta la blanca, esta tenia unos grabados muy bonitos en su parte delantera, parecían símbolos de ajedrez.

– ¿Por qué queríais matarme?-

Shaw hace sentarse a Nate en una de las sillas centrales de la mesa semicircular blanca.

– Esa no es la pregunta de antes.- Contesta Shaw.- Yo nunca he querido matarte Nate.-

– ¿Entonces por que me atacabais?-

– Formaba todo parte de una prueba.- Shaw se apoya sobre la mesa blanca, justo enfrente de Nate.- Como te dije antes, abajo.-

– ¿Prueba?-

– Si, una prueba, quería saber si estabas cualificado para ingresar en el Club del Fuego Infernal?-

Nate rompe a reír.

– ¿Yo? ¿En el Club del Fuego Infernal?- Pregunta.- Jamás me pondría a tus órdenes.- Contesta desafiante.

– No me has entendido. No quiero que estés a mis órdenes. Nathan Grey ¿Quieres convertirte en el Rey Blanco del Circulo Interno?-

Y por fin Nate comienza a entender.


Próximo número: Decisiones Difíciles. Nada es lo que parece.


MUNDO ALTERNATIVO

Escribe a xum00@hotmail.com

Xumer.

Tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *