Factor-X #141

Que se prepare la chusma mutante y demás basura con superpoderes que ha llegado el nuevo… Factor-X

#141 – Haciendo memoria
Por Xumer


Fecha de publicación: Mes 26 – 6/00


Resumen de lo acontecido en el episodio anterior, si lo has leído y te acuerdas pasa de leertelo.

Ninguna novedad importante.


– Recuerda, Random.-

Hotel Capitolio. Las Vegas.

Estamos en una habitación de un hotel, sus paredes están recubiertas de un papel marrón con flores amarillas. Los muebles son de una madera vieja y están recubiertos de una segunda capa de polvo. El Hotel hace tiempo que fue cerrado. A modo decorativo hay un candelabro de plata lleno de oxido.

– No recuerdo nada, Fatuo.-

– Venga, inténtalo de nuevo.- Le increpa Fatuo, él estaba de pie, apoyado en una esquina. Random estaba sentado en el suelo, con las piernas cruzadas y sus enormes brazos apoyados sobre las rodillas.- concéntrate, Random. Deja la mente en blanco.-

– Las barreras…- Continua Fatuo.- … que la Bestia Negra colocó ya las he eliminado, ahora solo tienes que hacer memoria y recordar.-

Hay un breve silencio.

– No puedo.- Dice Random.- dejémoslo.-

– Cállate. ¿Que demonios te pasa?- Le grita Fatuo.- Llevas toda tu vida lamentándote de no poder recordar tu pasado, ahora lo puedes hacer y no haces más que lamentarte. Eres patético. ¿Te gusta regodearte en tu miseria ¿o que? Yo he pasado unos 15 años encerrado en una lata de guisantes en el laboratorio de La Bestia Negra(1) y no voy por ahí atormentándome… ¿Acaso se ha puesto de moda la angustia mutante? Tío, tomatelo en serio y deja de hacer el imbécil.-

Random se vuelve a sentar en el suelo. Esta vez el silencio es más largo. Al final, el mismo Random lo vuelve a romper.

– Hotel, mesa, polvo blanco, billete…-

– Venga, vas bien.- Le susurra Fatuo.

– Portazo, mapa sobre la mesa, circulo rojo, Morfo…- Random para de hablar y rompe la concentración.- ¿Morfo?-

– Hombre ¿Por que paras? Ibas de puta madre.-

– ¿Quien es Morfo?-

Silencio. Fatuo suspira.

– Vamos a dar un paseo por Las Vegas y te lo explico. Hace un día demasiado bonito para pasarlo encerrado.- Fatuo se separa de la pared y abre la puerta.- Vamos.-

A medida que bajan las escaleras Fatuo empieza a hablar.

– Bien, Random, Morfo es uno de los que estaban en el grupo cuando nos dio por recorrer el mundo. Formábamos un pequeño grupo de mutantes juerguistas.-

– ¿Como le conocimos?-

– Espera, todo se remonta a hace un montón de años, mucho antes de nuestro desgraciado incidente con la Bestia Negra. La cuestión es que a mí siempre me ha gustado viajar y como Europa ya la tenía muy vista decidí venirme a América a recorrer el nuevo continente. Uno de mis poderes es notar cuando un mutante esta cerca, por lo que fue un poco de viajar por ciudades conociendo a mutantes, algunos se venían conmigo de viaje. Así os conocí a Morfo y a ti. También a Bola de Fuego.-

-¿Bola de Fuego?-

– Si era una mujer muy hermosa, ardiente… je je je.-

Random le mira extrañado.

– Perdón, era una broma privada, ella tenía el poder mutante de crear bolas de fuego, por eso he dicho que era ardiente.-

– ¿Por que hablas en pasado? ¿esta muerta?-

– Si.- Una sombra de tristeza pasa momentáneamente por la cara de Fatuo.- Pero ya está superado, si quieres vamos a visitar su tumba y te cuento su historia.-


Aeropuerto cercano a Falls Edge.

– Avión proveniente de Madrid Barajas sufre un nuevo retraso. Iberia informa que se trata de dificultades técnicas…- Dice una preciosa voz femenina por los altavoces.

– Vaya, otro retraso.- Murmura Forja.

– Al paso que vamos Shard acabará llegando en el 2001.- Bromea Guido.- Ya llevamos un par de horas de retraso.-

– Tengo ganas de verla.- Continua Guido.

– Yo también, me pregunto como le habrá ido en Europa.- Sigue Forja.

– La ultima vez que hablamos me dijo que lo estaba pasando en grande por Holanda.-

– Hablando de pasarlo en grande, mira a Jamie y Maxine.- Le dice.

Ambos mutantes se giran hacía una de las librerías del aeropuerto. Madrox y Maxine estaban ojeando un libro y comentándolo entre ellos.

– Ah, el amor.- Bromea Guido.- Mira los tortolitos, no se han separado desde que volvimos de la misión de Japón(2).


Las Vegas. Calles de…

Random y Fatuo pasean por una hermosa avenida, efectivamente como ya había dicho antes Fatuo hace un precioso día.

– Veamos, la conocimos a ella en Texas, estaba en un bar completamente borracha, nosotros también estabamos completamente borrachos, por lo que en seguida confraternizamos.-

– Je je.- Se ríe Random.

– Cuando al día siguiente le dije que era una mutante se sorprendió muy poco. Ella ya conocía sus poderes flamigeros, solo los usaba a bajo nivel, para encender cigarrillos. Había sido criada en un colegio de monjas y se había fugado a los 17 años, desde entonces había vivido en la calle, sin ningún amigo. Cuando la encontramos tenía 20. En seguida se amoldó al grupo. Los tres, Morfo, tu y yo, la adorábamos, era como si fuéramos un puzzle, los cuatro encajábamos a la perfección.-

– ¿Como murió?- Pregunta Random.

– Fue aquí, estabamos en Las Vegas viviendo, habíamos comprado un piso para los cuatro… Llevábamos un año aquí cuando nos dimos cuenta de que algo iba mal, cierto numero de personas en la ciudad se comportaban de forma extraña. Les llamamos “Los Suplantadores” era una especie de alienígenas asesinos que se infiltraban entre la gente, tenían poderes metamorfos y podían suplantar a familias enteras, tomando su lugar sin que nadie se diera cuenta. Preparamos un plan y llegamos hasta la madriguera donde se reunían. Atacamos sin piedad. Para entonces los poderes de Bola de Fuego habían aumentado muchisimo y añadidos a los nuestros fue fácil acabar con la amenaza de “Los Suplantadores“, sin embargo Bola les infravaloró y uno de ellos le mató antes de morir a manos de Morfo.-

– Fue una triste perdida.- Continua Fatuo.- Después de eso ya no fue lo mismo. Morfo acabó dejando el grupo. Es igual que la comparación que te puse antes, éramos un puzzle que encajaba a la perfección, cuando ella desapareció faltaba una pieza en el puzzle, el grupo estaba incompleto.-


Aeropuerto cercano a Falls Edge.

– Vuelo proveniente de Madrid Barajas desembarcando en la puerta 23.-

Gente cargada con maletas y carritos empezó a salir por un portal. Había una chica especial, tenía la piel morena como el café con leche y el pelo rubio y corto como… pues como un pelo rubio y corto. Era Shard.

¡GUIDO!– Dijo mientras saltaba sobre su enorme amigo.- Menuda sorpresa… ¿Has crecido?-

– Jua jua jua.- Se rió Guido ante la ocurrencia de su amiga.

– Hola Shard.- Dijo Forja. Shard se bajó de los brazos de Guido para ir a los de Forja.

– Gracias por construirme un nuevo cuerpo, Forja, me ha ido de perlas…- Le dice.- Aun así me dio ciertos problemas en aduanas, no hubiera podido pasar por el detector de metales si no llega a ser por que un policía francés me reconoció.-

Desde otro sitio llegan Jamie y Maxine, estos también se abrazan a Shard. Tras un breve momento ella los coge por los hombros y dice:

– Bueno, vosotros dos… ¿os habéis enrollado ya?- Ambos jóvenes se ponen rojos como tomates, por su espalda se oye la sonora risa de Guido.


Afueras de Las Vegas. Cementerio.

– Los tres acordamos vender la casa para construirle un panteón aquí. Este es un sitio tranquilo.- Dice Fatuo.

– Si, ya lo veo.-

– Mira, es aquí.- Fatuo señala una casita circular de mármol, con una cúpula de color azul. Ambos rodean la caseta.

Al llegar a la puerta Fatuo la abre con una llave y se queda atónito.

– ¿Que pasa?- Pregunta Random a la vez que se asoma dentro del panteón.- Mierda.-

– Joder, han entrado y lo han destrozado todo.- Murmura Fatuo.- No debería haber venido.-

Random mira a su alrededor, todo estaba hecho un desastre, las paredes habían sido ensuciadas.

– Vamonos…- Fatuo cierra la puerta de golpe.- No hemos venido aquí para llorar a los muertos, hablaré con Morfo para que se ocupe de arreglar este desastre, ahora no podría soportar tener que limpiarlo yo.-


Coche de vuelta a Falls Edge.

– ¿Que tal por Europa?- Pregunta Madrox, ya repuesto.

– Me lo pasé muy pero que muy bien… Dedicaba las noches a trabajar y durante el día iba a Museos y Galerías de Arte, ha sido un viaje realmente enriquecedor.- Contesta.- ¿Que tal por aquí?-

– Bien, ahora tenemos un montón de nuevos alumnos… También algunos adultos más.- Le contesta Guido.

– Esperó que no halláis cedido mi habitación.- Dice Shard.- Ah, también os he traído regalos a todos. Maxine ya ha abierto el suyo en el aeropuerto.-

– ¿Que le has traído? ¿Nos lo enseñas, Max?- Pregunta Jamie entusiasmado.

– No creo que sea algo que debiera enseñaros a todos aquí.- Responde Shard. Maxine se sonroja de nuevo.- Hay ciertas cosas que una dama debiera guardar para la intimidad… Aunque si ella quiere enseñártelas es asunto suyo

De nuevo Guido no puede reprimir una sonora carcajada.


Las Vegas, Hamburguesería Ralphsons.

– Hum, aquí se come bien. Esta Hamburguesa esta de vicio.- Dice Random.

– Si, solíamos venir aquí a menudo.- Contesta Fatuo entre bocado y bocado.- Hum, ahora que me acuerdo, prometí a Maxine que la traería aquí a comer(3) .-

– Hum, pues como se enteré que hemos venido sin ella se enfadara muy mucho.-

– Traiganos la cuenta.- Pide Fatuo a una camarera cercana.- Espero que no seas tu quien se lo cuente.-

Random ríe entre dientes y se acaba su hamburguesa. Ambos salen de la hamburguesería un poco más tarde, ya era de noche en Las Vegas.

– Sería plan de volver a Falls Edge.- Pregunta Fatuo.

– Si, además, debe haber vuelto ya Shard, me gustaría saludarle.-

PSSSSSSSS.- Una voz surge de un callejón.

Random y Fatuo se giran. Fatuo le hace una seña a su amigo de apartarse y se aproxima a la fuente de la señal. Random le sigue desde detrás, cubriéndole.

El foco de la señal resulta ser un señor mayor. Cuando Fatuo y Random desaparecen de la vista de la gente de la calle este se transforma, su cara y cuerpo se deforman hasta convertir al hombre en una especie de monstruo.

– Vais a morir.- Les dice, su piel era parecida a la de un reptil, su boca era enorme y llena de dientes. Salta sobre Fatuo, pero este le esquiva y lo lanza contra una de las esquinas del callejón, a cierta distancia del dúo. Random y Fatuo no lo piensan dos veces, ambos activan sus respectivos poderes y masacran a rayos al monstruo.

– Mierda.- Dice Fatuo.- Pensaba que ya habríamos acabado con todos ellos, pero por lo visto aun quedan “Suplantadores” en Las Vegas.-

Random se gira a Fatuo, su cara denota un grave temor.

– ¿Estos son “Los Suplantadores” de los que me hablaste?- Le pregunta.

– Si, estos fueron los que acabaron con Bola de Fuego.-

– ¿Como pasó?- Le increpa Random.

– Pues uno de esos bichos le clavó una pata en el corazón.-

– Dios, maldita sea.- Exclama Random. Pausa. Respira hondo.- Fatuo, estos no son “Suplantadores” esta criatura pertenece al Nido.-


Otro lugar de Las Vegas.

– Mi Reina. Hemos reunido a todos los infectados de Las Vegas.-

La mujer a la que habla esta sentada en un trono formado por huesos humanos.

– Perfecto, preparaos hijos míos, por fin voy a infectar a más de mi especie, Random y Fatuo, ellos serán los primeros en caer.- Habla la Reina del Nido.- Y volveremos a estar juntos… Juntos para siempre.-


(1).- En el número 129 Siniestro lo liberó de su cautiverio.

(2).- En esa misión de Factor-X, a la que hacemos referencia en los últimos episodios de Factor-X realmente no pasa nada digno de mención, no os creáis que me las he saltado por capricho.

(3).- Numero 136.


Próximo numero: Factor-X #142. Random y Fatuo se reencuentran con una vieja conocida, supongo que no hará falta que os diga quien es. Venga… Lo digo: Bola de Fuego, pero ¿no estaba muerta? ¿no la atravesó un bicho del Nido con su pata? Si, si que lo hizo, pero no la mató… Mas bien la transformó.


CARTAS AL GOBIERNO. Correo del lector.

Espero vuestros comentarios… ¿Que os ha parecido? ¿En que debería mejorar? ¿Os gusta la nueva faceta “traviesa” de Shard?

A mi me encanta y eso que en un principio no tenía pensado que volviera al grupo.

Xumer.

xum00@hotmail.com

Nota:

Ya se que me he metido dos veces con los retrasos de Iberia, en este número y en otro anterior, no es por cachondeo. Debido a que vendieron mi billete a otra persona, un billete que ya había pagado (legalmente le llaman Overbooking) tuve que pasar una noche en Madrid en vez de en Valencia (el destino de mi viaje). Esa es una breve versión de lo que me pasó, solo la punta del iceberg, si alguien quiere conocer la versión completa de mis aventuras en Barajas que me mande un mail y se lo explicaré con todo detalle para que no les pasé lo mismo. No quiero aburrir al resto de lectores… Ya lo hago bastante.

Disculpad esta interrupción.

Xumer.

Tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *