Generación-X #25

Generacion-X #25La nueva generación de mutantes necesitaba preparación para enfrentarse al mundo que les rodeaba. Por eso nació la escuela de Generación-X situada en la Academia Xavier, Massachussets. Regida por Emma Frost, antigua Reina Blanca y Banshee, un ex hombre-X, ha intentado estar a la altura de las circunstancias.

#25 – Enlaces IV – Desenlace
Por Mario Losada


Fecha de publicación: Mes 5 – 9/98


PORTADA: “Número especial, doble de páginas
El fin de la concepción original de Generación-X comienza aquí
Júbilo sentada con las manos en las rodillas y la cabeza entre ellas. El fondo es totalmente negro


Los alumnos que la componen proceden de distintos paises y culturas:

  • Cámara. Jonothon Starsmore. Inglaterra.
  • Júbilo. Jubilación Lee. U.S.A.
  • M. Monet Saint Croix. Argelia.
  • Pellejo. Angelo Espinosa. U.S.A.
  • Penitencia. ¿?. Yugoeslava.
  • Sincro. Everett Thomas. U.S.A.
  • Vaina. Paige Guthrie. U.S.A.

Utiel, un ser descomunal surgido de los confines de la galaxia y que se jacta de ser uno de los siete arcángeles de la creación, ha creado un domo impenetrable donde ha matado a todos los componentes de Generación-X excepto a Júbilo. Esta ha descubierto que su enorme poder le es conferido por ese enorme domo que rodea la mansión y que todo ser vivo que esté dentro de él obtiene el mismo poder casi ilimitado.


PARTE 1-DENTRO DEL DOMO

Júbilo estaba agazapada en un rincón de su cuarto. La negrura le invadía, el cansancio, la pesadez, la impotencia de enfrentarse a ese ser descomunal, Utiel. En posición fetal cerraba los ojos constantemente y se perdía en sus pensamientos.

No le puedo vencer, es superior a mí y no puedo usar ningún truco o as en la maga, estoy en su terreno. ¿Qué puedo hacer?

Dentro del orbe las ideas fluyen con rapidez, trastoca lo que hay fuera y hace que lo veamos diferente a como es en realidad. Cambia nuestras propias percepciones y cambia el entorno. Él lo conoce desde hace eones y yo acabo de saberlo. Es imposible que sola pueda derrotarle, es más, dudo que la patrulla al completo pudiera ganarle dentro del domo. Es el domo lo que confiere esa virtud y el domo es impenetrable. El domo, el domo. ¿Como salir?. Estoy dentro y no fuera. EL DOMO.

Tengo miedo, mucho miedo. Todos mis amigos han muerto excepto yo. Lobi siempre me decía que no me rindiera jamás, el nunca lo hizo, pero ¿qué esperanzas tengo de sobrevivir?. No puedo ganar, es imposible. Esto no es una película, esto es la vida real y ese ser es la hostia.

Me acurruco contra la pared y cierro los ojos. ¡Que más da!. No hay luz dentro de la mansión, no hay luz en mi interior, no veo nada. Estoy ciega y el miedo mata a la mente. ¿Quién no tendría miedo en este instante?. Joder, espero la muerte bajo los techos de la mansión. No quiero morir fuera, no quiero morir dentro, no quiero morir. Me niego a morir.

Mi miedo se enfrenta con mis ansias. No me puedo mover, estoy petrificada. Debo levantarme y luchar contra Utiel. Debo tener sangre y morir como un hombre. ¿Hombre?. ¿Me estaré volviendo machista?. ¡Dios!. Me hago bromas estúpidas para combatir el miedo. ¿Porqué soy tan repetitiva?. Miedo. Domo. Soy una pesada machista. ¡Toma ya!.

Debo vivir no por mí sino por los demás. No, están todos muertos, muertos…

¿Muertos?. ¿Seguro?.

El domo crea un poder inducido a todos los que estén en su influencia. Quizás sus muertes son inducidas. O sea, hay posibilidades que estén muertos dentro del domo y dentro de la acción que transcurre ahora. Quizás si derroto a Utiel pueda romper la influencia del domo y revivir a mis amigos… ¿Estoy segura de querer ver a M otra vez más?. Bueno, vale, supongo que sí.

Pero tampoco estoy segura del funcionamiento del domo, es más, no tengo ni idea de cómo actúa. Quizás deba llamar al mejor detective del mundo, Batman. No puedo hacer eso, es ilegal nombrar a un personaje con otro Copyright. Espero que no se enfaden los de la competencia. Espero que no haya ningún problema. Prometo que si salgo de esta, rectificaré mis palabras ante la comisión de justicia americana.

Me encierro en mí para desentenderme de la presión, del terror. Utiel es invencible y no puedo vencerle. Claro, ¿cómo voy a vencerle si es invencible?. ¿Qué esperaba?. ¿Qué yo solita podía vencerle?. Sigo, y sigo, y sigo siendo repetitiva. Repe. Soy muy pesada. Muy pesada.

La cabeza me empieza a doler, no soy capaz de enfrentarme a responsabilidades. Es muy triste, justifico mi propia muerte para morir contenta. Contenta. Tócate los… No puedo decir tantos tacos, sino este cómic no podría pasar la censura.

¿Por qué no me ataca?. ¿A que espera Utiel para matarme?. ¿Mi bravata habrá surgido efecto?. ¿Habrá pensado que podía vencerle?. Si es así, es posible que no sea tan poderoso. Nadie es omnipotente, nadie.

Abro los ojos y miro a mi alrededor. Todo está oscuro. Creo mentalmente luz artificial. Lo hago, puedo hacerlo, tengo el poder suficiente dentro de este domo inmundo y asqueroso. Mis amigos han muerto y Lobi no está aquí. Aún puedo revivirles si derroto a Utiel y destruyo el domo. La clave es la inducción. ¿Cómo coño voy a vencer a Utiel?. ¿Cómo?. Sola no puedo.

Utiel rompió la pared.

-Ahhh -gritó Júbilo.

Extendió su poderosa mano para alcanzarla.

Estás muerta.

Júbilo esquivó la garra del ser y le clavó una daga en el torso. Utiel gritó de dolor y Júbilo hundió la hoja en su abdomen hasta que tocó la empuñadura.

-Muere tú -chillaba la joven mutante-. Muere.

Utiel sonrió y la sujeto con un brazo mientras con el otro se sacó el puñal de su carne.

¿Creías que podías vencerme con un hierro afilado?. No, mutante, no. Utiel está por encima de la muerte física. Toda tu raza morirá. El séptimo de mis hermanos está a punto de acabar con la existencia del más poderoso de los mutantes.

Júbilo iba a morir y no pensó en nada. No recordó a Lobezno ni a sus compañeros, ni a sus padres. Júbilo cerró los ojos.

Pórtico se transportó dentro del pasillo central de la mansión.

¿Tú? -gritó Utiel.

Júbilo abrió los ojos.

-¡Pórtico!. -la euforia la invadió-. ¿Os conocíais?.

Utiel soltó a la joven mutante y se abalanzó hacia el aborigen australiano. Este le esquivó con asombrosa facilidad, cogió a Júbilo y se transportó fuera de la mansión, fuera del domo. Júbilo estaba a salvo… por el momento. ¿Pero y sus amigos?.


PARTE 2-VICTORIA

La pradera se extendía kilómetros y kilómetros. Más allá de lo que la vista alcanzaba. Pórtico miraba el horizonte con cierto desdén.

-¿Dónde estamos? -preguntó al aire Júbilo.

Pórtico no contestaba nunca, no hablaba nunca, era indiferente a lo que acontecía a su alrededor. Si era así, ¿porqué la había rescatado de una muerte segura?. ¿Realmente conocía a Utiel?. ¿Era Pórtico más de lo que aparentaba?. Las preguntas acabarían sin repuesta. Pórtico estaba en otro plano de la realidad. Otro plano…

-Utiel está en otro plano de la realidad -se dijo Júbilo. Por eso no le puedo derrotar. Para vencerle debo librar una guerra psíquica. No se espera que una mocosa como yo pueda golpear en el corazón de su propio reino. Supongo que no puedo vencerle, pero si echarle de nuestra dimensión. Gracias a Pórtico tengo una segunda oportunidad. Gracias.

Un brillo en el cielo.

-Esta no es mi realidad. Estamos fuera del domo pero esta tierra no es ninguna que reconozca. Pórtico ¿dónde estamos?. ¿Es posible que mis preguntas queden sin respuestas?. Es más que posible, es casi seguro.

Júbilo se acercó al viejo aborigen y le plantó un beso en la mejilla.

-No se porqué me salvaste -le dijo-. Gracias por haberlo hecho.

Pórtico ni la miró. De pronto algo parpadeó delante de ellos. Algo muy grande, como un muro.

-El domo -dijo Júbilo-. El domo está parpadeando.

Pórtico lo señaló.

-¿Qué quieres?. ¿Qué volvamos a entrar?.

Pórtico siguió señalando.

-Vale, vale. Entraré y cambiaré el entorno espacio-temporal dentro del domo. Entraré y me cargaré a ese bastardo en un abrir y cerrar los ojos -hizo una mueca con la boca-. Bueno, necesitaré mucha suerte. Tiene que ser rápido y contundente.

Pórtico empezó a girar su bramadera y Júbilo se preguntó si hizo lo mismo cuando se transportó fuera del domo con ella. No lo recordaba, pero creía que no utilizó la bramadera para salir del domo. De pronto estaban dentro, de pronto estaban fuera. Pórtico era un saco lleno de sorpresas y…

-En vez de Pórtico tendría que llamarle Sumidero -se dijo. Es un pozo sin fondo. Guarda mil secretos.

El domo volvió a parpadear. Júbilo se metió dentro.

-¿Dónde reapareceré?. Tengo que ser rápida como el rayo, fuerte como el trueno, intocable como la nube. Joder, parezco un puto manga.

Utiel estaba de espaldas cuando Júbilo reapareció dentro del domo a escasos metros.

-¡Dios!. Ahí está. Ahí. ¿Qué hago?. No me ha detectado. ¿Cómo es posible?. ¿Pórtico tiene tanto poder?. ¿Qué hago, qué hago?. Solo puedo hacer una cosa.

Júbilo empezó a brillar y Utiel percató su presencia, se giró y Júbilo se tiró encima de él.

-Voy a absorber tu energía, capullo galáctico -dijo Júbilo-. El domo me confiere poder y no pienso desaprovechar este momento.

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO -gritó Utiel.

-Sí -se dijo Júbilo-. Lo estoy consiguiendo. Le estoy venciendo.

Utiel cayó al suelo inerte y Júbilo permaneció de pie, con majestuosidad. Brillaba como una estrella y de sus ojos nacían mil chispas.

-Lo hice, he absorbido su vitalidad. Es hora de destruir el domo.

Extendió las manos y las dejó caer. El domo se fue haciendo pedazos como un cristal roto en mil pedazos que fueron tocando el suelo.

-¿Ya está?. ¿Tan fácil?. ¿Eso es todo?. ¿Dónde está Utiel?. Supongo que lo habré mandado de un puntapié a su p… planeta, dimensión o de donde quiera que venga.

-Júbilo -gritó Sean Cassidy. Y detrás de él estaban Emma Frost, Jonothon, Monet, Angelo, Everett, Paige y la silenciosa Penitencia.

Se fundieron en un enorme abrazo. Parecía que nada hubiera sucedido. Ningún cadáver, ningún animal muerto, ningún rastro de Utiel.

Todo acabó tan rápido como empezó. ¿Qué esperabas, una batalla a muerte?.

Desde fuera de la mansión Pórtico observó los mutantes y se sintió satisfecho. ¿Es posible que una sonrisa aflorara en su rostro?.


EPILOGO

-No comprendo nada de nada -dijo Sean a Emma.

-¿El que Júbilo acabara con ese ser?. ¿Qué resucitemos?.

-Nunca morimos en nuestra realidad, lo hicimos dentro del domo.

-Es cierto, pero no implica que no muramos.

-No comprendo nada Emma.

-Debemos advertir a la Patrulla-x, a los Vengadores, a los 4 fantásticos, a los grandes héroes… De donde vino Utiel hay más seres como él. Debemos avisarles. Estela Plateada quizás pueda rastrearle.

-Tienes razón.

-Hagámoslo.

Se acabó la saga enlaces.


La guardería. Correo de los lectores.

Sin duda el número de este mes trae un episodio muy especial, el final de una saga que cambiará el rumbo de este título, os lo aseguro. Antes de ir a la carta del mes quiero agradecer vuestras muestras de apoyo. Gracias.

Pablo Marín

Tranquilo Pablo. La serie adquirirá los tonos humorísticos anteriores a Onslaught, pero eso no implica que en los próximos números el grupo se vaya a ir deshaciendo. Tras la reunión de los mayores héroes de Marveltopía del próximo episodio, el equipo tomará un nuevo rumbo incluidas cuatro bajas permanentes por diferentes motivos.

El próximo mes os espero con el epílogo de “Enlaces” donde tendremos muchos personajes principales invitados de otras colecciones de Marveltopía. Si queréis ver a alguno de vuestros héroes preferidos seguro que los encontraréis aquí, en Generación-X 26. Un saludo.

Tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *