Factor-X #132

Factor-X #132Que se prepare la chusma mutante y demás basura con superpoderes que ha llegado el nuevo… Factor-X

#132 – La saga de la Abominación I
Cazadores

Por Xumer


Fecha de publicación: Mes 13 – 5/99


PORTADA: Forja luchando heroicamente contra la Abominación

CONTRAPORTADA: Guido mirando al lector con pinta de cabreo y diciendo:

– Bueno, Xumer, ya te has pasado, otra maldita aventura de paseo por las cloacas. ¿Que serie crees que estas guionizando? ¿La de las Tortugas Ninja? ¿O que?


Resumen de lo acontecido en el episodio anterior, si lo has leído y te acuerdas pasa de leértelo.

Guido, Shard y Madrox se fueron de fiesta el numero pasado. Solo dos de ellos volvieron a casa, y uno de estos casi no se tenia en pie. Esa misma noche Forja descubrió algo muy interesante en los archivos robados de la Base de Siniestro. Aun no ha dicho lo que es.

Me parece que no me dejo nada… Ah, se me olvidaba, hace varios números se desvelan extraños datos relacionados con Random, Fatuo y Siniestro.


Aquí empieza la historia presten atención…

Lugar: Bajo el Alcantarillado de N.Y.

Estado: Silencio cuasi-absoluto.

La Abominación esta mirando un agujero en la pared. Saldría en cualquier momento el premio a su paciencia…

Una lagartija asomo su cabecita por la ranura, mirando nerviosamente a los lados y posteriormente saliendo. La Abominación de un rápido movimiento la cogió por el cuello y la dejo caer en sus fauces. Al cerrar la boca se oyeron crujidos al ser despedazada la lagartija.

La Abominación se levantó lentamente y comenzó a caminar como si un gran peso colgara de sus hombros.


Falls Edge/Base de Factor-X.

Estamos en la cocina de Factor-X, en ella encontramos a Forja, Random, Guido y Shard. Random esta sentado a la mesa, en la mano sostiene una taza de café, ya esta vestido, con su traje de mercenario tipo duro, a su lado tenemos a Guido Carrosela, él si que lleva puesto el traje de Factor-X.

– ¿Y esas tostadas?- Pregunta.

– Ya van.- Contesta Forja, a cargo de la cocina, con un gorro de cocinero y todo. En estos detalles se da uno cuenta de lo que disfruta Forja ejerciendo de líder del grupo, de figura paterna.

En ese momento entra Maxine, la recientemente aceptada nueva miembro de Factor-X.

– Buenos días a todos.- Saluda.

– Forja, quiero tostadas, no cenizas.-

– Hola Maxine.- Le contesta Shard.

– Toma tus tostadas Guido ¿donde esta Madrox? ¿se piensa pasar toda la mañana durmiendo?- Pregunta Forja. Guido y Shard se miran a los ojos, compartiendo un secreto.- Que alguien vaya a despertarlo.-

– No ha venido, ha dormido fuera.- Le responde Shard, Forja abre la boca para hablar pero la vuelve a cerrar poco después cayendo en la cuenta de lo que pasaba.

– Mas café.- Exige Random.

– No quiero meterme pero ¿sabes cuando volverá?-

– Ni idea, supongo que cuando tenga hambre.-

– Bueno. Cógete tu la jarra de café, Random, antes le tengo que hacer unos huevos con bacon a Maxine ¿no Max?-

– Si.- Contesta y añade.- Si no es mucha molestia, claro.-

– ¿Que tal te ha ido la noche, Maxine?- Pregunta Fortachón.- Exceptuando la sorpresa de la mañana.-

– Bien, el colchón un poco duro…-

– ¿Y que tal la bañera, Random?- Le corta Guido.

– Ja ja ja.- Se ríe sarcásticamente Random.

– ¿Que tenemos en la agenda de hoy?- Pregunta Shard, sentada en la mesa, un tanto aburrida por la conversación.

– Toma, Max.- Dice Forja mientras le sirve un plato lleno de comida a Maxine.- Bueno, Shard, tenemos que recoger pistas para hallar a un asesino en serie.-

– ¿Tendremos que interrogar a misteriosas mujeres?- Interrumpe Guido.- Estamos de suerte, esta mañana he estrenado un bote de Chaks, E A U de Tolete for Mem.-

– Iremos otra vez por las cloacas, Guido.- Le responde Forja.

Random se empieza a descojonar, lo que visiblemente molesta a Guido.

– Esto antes no pasaba.- Murmura Guido.- Al paso que vamos al final habremos de cambiarnos el nombre por los Poceros Mutantes Malditos.-


Lujoso ático de un barrio caro.

Juliet, la chica con la que Madrox había escapado la noche anterior, estaba sentada desnuda en una enorme cama, a su lado dormía el mutante. Con su mano derecha jugueteaba con el pelo del joven.

Que monada.” Pensó tras levantarse para ir a la ducha. “Lastima que no le vaya a poder volver a ver.


Oficinas de Linconshire.

Sarah Grey como todas las mañanas, se levantó, duchó, vistió y llegó a las oficinas del gabinete de abogados donde trabajaba. Todas las mañanas tenia que enfrentarse a casos para ayudar a mutantes u otras etnias maltratadas, disfrutaba de su trabajo, servia para algo, podía ganar dinero y además ayudaba a los oprimidos, como Robin Hood, pero sin arco ni mallas.

Con paso seguro Sarah avanzó hacia su despacho, atravesando un pasillo lleno de secretarias mecanografiando frenéticamente. Llevaba puesto un ajustado traje, muy elegante pero a la vez también denotaba una gran seriedad. Esa era la impresión que quería transmitir a todos los que la vieran. Ella sabia muy bien que su físico le daba ventaja sobre sus competidores, los hombres la deseaban por su increíble físico y las mujeres la admiraban por su perseverancia.

– Señorita Grey.- Grita una secretaria, la suya.- El Señor Porktons dejo esta nota para usted, me dijo que era urgente.-

Sarah cogió la nota y rápidamente la leyó.

Sarah, tu próximo caso es el de intentar defender a la Abominación. Hemos recibido noticias de que va a ser juzgado por el crimen de asesinatos en serie, el fiscal será Robert Fishport, por lo cual se le dará mucha propaganda al tema y se realizara el juicio de una manera muy rápida. Queremos que consigas plantarle cara a Fishport y que des más crédito a nuestro gabinete, para ello tendrás que enfrentarte a él en el Juicio de ese mutante. Antes de nada has de conseguir que Emil Blonsky (Abominación) te acepte como su abogada defensora.

Hoy va a ser un día movidito.” Pensó.


Frente al Daily Bugle. New York.

Hay una gran multitud de curiosos alrededor, pero la policía los mantiene alejados. En el centro esta, como no, Val Cooper, coordinando el trabajo de la policía. Una sombra se cierne sobre todos. La gente se gira hacia el cielo para ver que les tapa el sol, un enorme avión es la causa, de el sale una especie de plataforma plana y circular. Encima de ella esta Factor-X.

– Esto si que es hacer una entrada.- Dice Guido.

– Si, están todos mirándonos.- Le secunda Shard.

– Nave, activar modo de ocultación.- Forja murmura sobre su comunicador.

La plataforma va descendiendo majestuosamente mientras que la nave parpadea y se vuelve invisible, haciendo que el sol vuelva a iluminarlo todo desde encima de la plataforma, cegando momentáneamente a todos los presentes, al recobrar la vista Factor-X ya casi esta en el suelo. Se oye un “clonc” cuando la plataforma aterriza sobre la tierra.

– ¿Que hay que hacer? Factor-X ya ha llegado.-

– Forja, venid por aquí.- Dice Val a la vez que les señala el túnel que lleva al alcantarillado.

– No pienso entrar en ese montón de mierda.-

– Guido, no hagas la puñeta.- Le susurra Forja, intentando que nadie le oiga.

– No, en serio, no me puedo quedar fuera, seré bueno y prometo no tocar nada…-

– Guido…-

– Incluso si quieres les doy una charla a todos estos viandantes sobre lo buenos que somos los mutantes.-

– ¡GUIDO!- Mientras que Forja cada vez se enfurecía mas, Shard mostraba una pequeña sonrisa y Random y Maxine apenas se contenían.

– Bueno, si no quieres ese tema, lo haré de otro, lo que sea, incluso si hace falta les daré una clase de educación sexual.- Eso consiguió que Maxine empezara a partirse el pecho de risa. Random, que estaba al borde de la misma situación, la aguantó de pie para que no se cayera al suelo.


Ya dentro del alcantarillado/ Unos minutos después.

– ¡NUNCA Y REPITO NUNCA CUESTIONES MI AUTORIDAD!.- Forja estaba rojo de rabia, fuera de si.- ¡NO SE TE OCURRA JAMAS VOLVER A HACER LO DE ANTES! AHORA IROS TU Y RANDOM EN ESA DIRECCION DEL TUNEL A BUSCAR PISTAS, OTRA TONTERIA COMO ESA Y TE QUEDAS FUERA DEL EQUIPO ¿HA QUEDADO CLARO?-

– Si, Forja.- Respondió Guido, se giró con Random y hicieron lo indicado por Forja.

– Val, gracias por explicarnos la situación, nosotros rastrearemos la zona en busca de Abominación.- Dijo Forja ya mas calmado, pero aun un poco rojo.- Recuérdame que te comente un tema.-

– Vale, que tengáis suerte, yo tengo ahora una rueda de prensa.-


Corte Argumental.

Calles de Nueva York.

Una extraña persona paseaba por las calles de esta conocidísima ciudad. Era un hombre que debía rondar los 25 años, vestía extraño, como si un chimpancé hubiera elegido la combinación de su ropa. Como si eso no diera bastante la nota iba girándose ante todo lo que veía y asombrándose ante las mas grandes tonterías (como farolas escaparates y demás mobiliario urbano).

– Guau, como ha cambiado la ciudad en 20 años, es increíble.-

Una persona de dudosa procedencia se le acercó.

– Buenos días, señor ¿busca usted algo?-

– Si me pudiera indicar la dirección hacia la Base de Factor-X, le estaría muy agradecido.-

– Ah.- El tipo se puso serio.- Para empezar me podría dar todo su dinero.- Dijo a la vez que le sacaba una navaja.

– Yo de ti no me acercaría a gente como yo, soy lo peor a lo que jamas te podrás enfrentar.- Respondió el excéntrico despistado a la vez que se le iluminaban los ojos con un brillo azul. Este brillo aumentó de intensidad. El atracador se quedo sin hablan y comenzó a retroceder torpemente.

La figura “mutante” se giró y continuó avanzando por la calle de N.Y.

– Es extraño como ni avanzando tanto como lo hemos hecho, la humanidad sigue sin librarse de la chusma que la corrompe.-

Fin del Corte.


Debajo del anterior lugar.

– ¿Así que eres un holograma con los sentimientos y personalidad de una mutante del futuro cuyo hermano viajo al pasado y necesitas ese aparato para vivir?- Pregunta Maxine.

– Si.- Responde Shard.- No solo eso, sino que además el proyector se rompió y Forja lo tuvo que arreglar, después decidí quedarme el Factor-X.-

– ¿Tu hermano es Bishop? ¿El miembro de la Patrulla-X que buscaba un traidor que al final resultó ser Xavier?-

– No era Xavier, sino su maldad reprimida junto con la de Magneto1. ¿De donde has sacado tanta información?-

– Estuve leyendo los archivos de información.- Responde Maxine.- Una cosa ¿no es tu vida un poco extraña?-

– Bueno, no lo se, los mutantes solemos ser así de extraños.-

– Chicas, chicas, estamos buscando pistas, no de parranda, dejad los actos sociales para mas tarde.-

Ambas asienten.


A cierta distancia de allí.

Random y Fortachón realizaban su trabajo de una manera mucho mas silenciosa que el anterior grupo. Ambos no se llevaban muy bien. Era verdad que Guido hacia reír a Random, pero “este tipo de gente” no le caía bien a Fortachón, aun así cada vez le aceptaba mejor, aun así seguía habiendo algo extraño en Random algo que no le acababa de tranquilizar.

– Guido, mira, una marca en la pared.-

– Vale ¿por donde tiramos?-

– Por la forma de la marca yo diría que el que la hizo se fue por ahí.-


Otra vez en el grupo de Forja.

– Las pistas indican que la Abominación se fue en esa dirección.- Dice Shard a Forja, mas suavemente susurra a Maxine una pregunta.- Max ¿por que te quedaste emparrada tras la visita a la Base de Siniestro.-

– Vale, seguidme de cerca.- Dice Forja.

– Veras, es una contrareacción de mi poder.- Le contesta Maxine.- Una cosa ¿Se te ocurre algún nombre en clave para mi?-

– Ehh, no se.-

– Ssshhh, estamos trabajando.- Les interrumpe Forja.

Avanzan los tres por el pasillo, sigilosamente alerta.

– Crono, Tempo, Tiempo, Paralizadora, Ultrarrápida. Elige uno y atended de una vez a la misión.- Les dice Forja.


Random y Fortachón seguían avanzando por el pasillo. Random seguía confuso con lo de sus recuerdos2, aunque cada vez veía las cosas mas claras seguían apareciendo imágenes extrañas en su mente y algunos de sus recuerdos se contradecían.

Una figura salió de las sombras y empujó a Fortachón contra el suelo, de ahí saltó hasta Random y antes de que pudiera hacer nada le atravesó con una extraña lanza. El arma quedo enganchada al regenerarse alrededor la piel de Random (mientras se mantuviese consciente era capaz de contrarrestar cualquier ataque).

La figura (por la oscuridad no se le veía muy bien) fue acribillada por una tanda de rayos provenientes de Random, aun con el arma ensartada. Guido, desde el suelo intentó alcanzarla pero esta se le escurrió entre las manos. Al levantarse se chocó contra el techo y perdió unos valiosos segundos que la figura aprovecho para escapar ya que Fortachón le seguía bloqueando el paso a Random.


De nuevo el grupo de Forja.

– NOOOOO, NO DEJARE QUE HUMANOS ME VOLVAIS A HACER DAÑOOOOOO.- La Abominación estaba siendo atacada por los dardos anestesiantes de Forja, el cual se mantenía a una distancia muy muy prudente, detrás de Forja estaban Maxine (cubriéndose la cabeza con las manos) y Shard (apuntando a la Abominación para lanzarle una ráfaga de rayos en el caso de que se acercara demasiado).

La Abominación intenta escapar torpemente, se choca contra una pared y cae al suelo, Forja le propina otra tanda de tranquilizantes, que acaban dejando inconsciente a su presa.

– Bueno, no ha sido muy difícil.- Comenta Forja.- Llamare a los equipos de policías.-

– Era extraño, como si estuviera desorientado.- Murmura Shard.

– Cualquiera lo estaría con las dosis de tranquilizantes que le ha suministrado Forja.- Le responde Maxine.

– No, me refiero a antes de que empezara la pelea.-


Segundo Corte Argumental.

Empire State Building.

Una extraña figura femenina acaba de llegar.

– Bien, ya estamos aquí.- Dice a algo que aparentemente no esta allí.- ¿Cuanto tardaras en establecer el campo?-

Silencio.

– Vale, pero que sea rápido, tenemos que separar la paja del trigo, ya pasamos bastante tiempo fuera de combate. Y cuando cumplamos nuestro objetivo el amo nos recompensara. Por algo somos sus Jinetes. Solo los mas aptos deben sobrevivir.-

Fin del Segundo Corte Argumental


La Abominación fue sacada del alcantarillado por unos agentes especiales de la Bóveda.

– Buenas, soy el jefe del grupo, señor Forja su Factor-X queda relegado de la custodia del prisionero.-

– Vale, es todo suyo.- Respondió Forja.

Los periodistas se amontonaban cerca del prisionero, este parecía como si estuviese llorando, se cubría la cara con las manos y aguantaba los insultos de la gente… si no fuera por la policía la gente lo hubiera linchado. La verdad es que daba pena.

– Señor Blonsky. ¡¡¡Señor Blonsky!!- Una figura entre la multitud intentaba hablar con la Abominación.- ¡¡SEÑOR!! Soy Sarah Grey, acépteme como su abogada, solo tiene que decir que si.-

Antes de que el cordón policial pudiera hacer nada, la chica arriesgando su vida saltó por encima de un policía y llegó hasta la Abominación.

– Diga que si.-

La Abominación la miró sorprendida y cuando se la empezaron a llevar los interrumpió.

– SIIiiiiIIiiIiiiIi.-

– Ya le han oído, guardianes de la Bóveda, soy su abogada.- Dijo desembarazándose de los guardias.- Exijo que a mi cliente se le evite la comparecencia ante la prensa.-

Los guardias la miraron extrañados.

– Le pueden llevar en mi avión.- Propuso Forja.

Se subieron todos en la plataforma y ascendieron al avión.

Abajo quedaron los miembros de Factor-X, Guido, Random y Shard.

– No me trago que ese sea el asesino en serie.- Suelta Random.

– Yo tampoco, parecía muy confuso.- Le corrobora Shard.- Sabéis que piensan juzgarle hoy mismo.-

– ¿Como?- Pregunta Random.

– Si, lo querían retransmitir en directo desde el Juzgado.-

– Tendríamos que decirles lo que vimos ¿no? Guido.-

– No te harían caso.- Responde él.

– Bueno, pero habría que al menos decírselo a la abogada esa.-

– Haz lo que quieras, no vas a solucionar nada.-

– Bueno, yo me voy.- Random se alejo del grupo. Tenia planes, le gustaban las chicas con agallas, y esa abogada parecía tener muchas.

– Guido, ¿por que eres tan negativo?- Le pregunta Shard.

– Veras, Shard, esto es un tema completamente político, el fiscal Fishport quiere publicidad para cuando gane el caso, y estate segura que lo ganara, tiene influencias en todos lados. Se necesita a alguien que haga de cabeza de turco y le ha tocado a Abominación. Emil no es inocente, ha matado a mucha gente, posiblemente no a los de abajo, pero ahora pagara el pato.-

– ¿Como estas tan seguro de que no es el asesino?-

– Al verdadero asesino nos lo encontramos Random y yo, pero se nos escapó.-

– ¿Y no podríamos salvarle? ¿decir lo que sabemos?-

– Ignoraran las pruebas, este juicio no tiene nada de justo, hay demasiados intereses en juego. No te compliques la vida por ello. Además, seguro que Abominación esta mejor en la Bóveda que abandonado en la cloaca.-


Rueda de Prensa del Fiscal Fishport.

Sale de detrás de una cortina al estrado. Golpea suavemente el micrófono para comprobar que funciona. Un par de flashes iluminan brevemente la cara del fiscal. Carraspea para limpiar la voz.

– Señoras y señores ciudadanos de los Estados Unidos de América. Hemos capturado a un peligroso delincuente y asesino que será llevado a la Justicia y condenado. Hoy es un gran día para todos los americanos, hoy hemos conseguido atrapar a este asesino gracias a la colaboración de un grupo que vela por la seguridad de todos nosotros : Factor-X. Varios de los antiguos crímenes que cometió hace demasiado tiempo, han prescrito, y ha de ser juzgado por otros delitos en otros Estados Americanos. Pero no hará falta, ya que yo evitare que esta monstruosidad vuelva a la calle. He logrado que se me nombre fiscal en su contra aquí y en Arizona, donde la pena de muerte aun sigue vigente, de esa forma lograre lo que la mayoría de políticos no se atreven. Ejecutar a la bestia que intenta matar al sueño Americano.-

Aplausos.

– Hemos de estar preparados para proteger a los Americanos a cualquier precio. No podemos dejar que una panda de desequilibrados destruyan todo por lo que nuestros padres y abuelos lucharon por construir. Ayúdenme a destruir al Demonio disfrazado de serpiente que pretende destruir nuestro paraíso terrenal.-


Un Edificio de Oficinas Gubernamental.

Maxine estaba sentada a la puerta de una oficina, dentro de ella estaban Forja y Val Cooper redactando el maldito informe, tras dejar a la Abominación en la Bóveda (a espera de su juicio). Ella había pensado que con el avión de Forja llegaría antes a Falls Edge, pero con tanto lío al final tenia que esperar a que acabaran de redactar el informe.


Dentro de la oficina.

– ¿El tema que me tenias que comentar?- Pregunta Val Cooper.

– Ah, si, dejamos un momento el informe y te lo explico.- Le responde Forja.- La cuestión es que he encontrado una base de datos dentro de los archivos de Siniestro. Contiene la localización de varios posibles mutantes.-

– Eso es genial, Forja.-

– Ya, lo que quería era pedirte que Factor-X se ocupara de encontrar y entrenar a los nuevos mutantes, me parece que la Patrulla esta demasiada metida en conflictos como para ocuparse también de esto.-

– ¿Y Generación-X?-

– Generación-X ya ha sido atacada unas tropecientas veces, no es un lugar seguro, además, no me fío de la Reina Blanca. Habla con Xavier sobre el tema.-

Llaman a la puerta.

– Vale.- Le responde Val.- Adelante.-

La puerta se abre y entra en la habitación la sonrisa de Madrox seguida por el mismo Madrox3.

– Hola.- Saluda Jamie.

– Hola Jamie.- Le responde Val.- Se te ve muy sonriente.-

– Hola ¿Que quieres Madrox?- Le pregunta Forja.

– Nada, solo que me dijeron que estabais aquí y quería decires que ya he vuelto.-

– Vale, no te pondremos ninguna falta ni te rebajaremos la paga.- Le dice de coña Val Cooper.- Ah, Jamie, haznos un favor y llévate a Maxine, esta fuera esperando y supongo que querrá volver a la Base.-

– Okis.-

Madrox sale fuera del despacho y se acerca a Maxine, esta sentada con la cabeza apoyada en las manos y la mirada perdida.

Madrox le pasa la mano por delante de la vista y ni se inmuta. Se coloca delante de ella y esta sigue igual. De repente se “despierta”.

– Ah, hola Jamie.-

– Ven conmigo, te invito a un helado.-

– Gracias.-

– Explícame ¿Que te pasa? ¿por que te quedas emparrada?-

– Bueno, es una especie de contrarreacción de mi poder, a veces hago que el tiempo vaya mas despacio a mi alrededor, pero luego tengo que hacer que este vaya mas rápido, compensando el tiempo que he ganado antes.-

– ¿Como?-

– Bueno, pues eso, que todo el tiempo que gano con mi poder luego lo pierdo emparrada, cuando activo mi poder puedo decelerar el tiempo, teniendo tiempo para hacer mas cosas. Mas tarde tengo que quedar emparrada para perder todo el tiempo que antes gané.-

– Ajaja, ¿y no puedes evitarlo?-

– No, además, tras darle vueltas creo que es un mecanismo para evitar que envejezca demasiado rápidamente.-

Pasaron por al lado de un cuarto de baño para señoras.

– Em, Jamie, si me excusas un momento voy al cuarto de baño, ahora vuelvo.-

– Vale, vale, te espero aquí fuera.-

Maxine entró a mojarse la cara en el lavabo, tenia un grave presentimiento, algo iba a pasar, algo malo, muy malo.


Fatuo, el tipo extraño que paseaba vestido extrañamente (valga la redundancia) por las calles de Nueva York, a unas seis manzanas del juzgado donde estaba Factor-X, dio un paso, un paso normal.

Luego desapareció.

Nada de extraño, solo desapareció.


Cuarto de baño.

Un momento Maxine estaba normal y al próximo estaba con los ojos cerrados, extraño ya que no había hecho el movimiento de cerrarlos y sin embargo un momento los tenia abiertos y al próximo estaban cerrados. Por el resto de su cuerpo fluía una extraña sensación de poder y un sentimiento de como si le acariciaran mentalmente. No estaba sola en su mente.

– Abre los ojos.- Oyó que le decían mentalmente.

– Abre los ojos.- Todas las sensaciones que experimentaba se esfumaron. El poder se fue, se quedo sola en su mente.

– Abre los ojos.- Esta vez era una voz la que se lo decía, abrió los ojos y vio a un tipo de unos veintitantos años, vestido con un uniforme azul de la Patrulla-X (nota para los lectores: Si, es Fatuo).

– Maxine, querida.- Le dijo, tocándole la barbilla.- Ves tranquila, yo me ocupare de Mokta.-

– ¿Eh? ¿Que ha pasado?- Le pregunto ella, sentía como si le hubiesen ocurrido muchísimas cosas horribles y ya no pudiera recordarlas, aun así el sentimiento de peligro inminente que tenia antes se había desvanecido. Este tipo, pese a no conocerlo de nada, le inspiraba confianza.

– Bueno…- Dijo él.- Hemos establecido un vinculo, tranquila que si te ocurre algo iré a buscarte. Y anima esa cara, hemos salvado el universo.-

Tras decir eso salió por la puerta con pinta de tener mucha prisa. Ella sentía que todo lo que el había dicho era verdad, sin embargo no podía recordar nada de lo ocurrido.


Madrox estaba esperando en la puerta y vio salir del servicio de mujeres a un tipo vestido con el uniforme azul de la escuela de Xavier, se quedo tan pillado que no supo como reaccionar, un segundo después salió Maxine. Madrox decidió olvidarse del tema e ir a comprarse el helado que le había prometido a su compañera.

Continuará


1.- Resumen hablado de cosas que explicaría detalladamente, pero resultaría muy aburrido.

2.- Ver episodios pasados para saber mas sobre el Tema.

3.- Grant Naylor.


CARTAS AL GOBIERNO. Correo del lector.

Bueno, próximo numero el Juicio de Abominación, en el veréis como alguien deja el grupo, se perfila la próxima aventura y nos enteramos (ojo, que lo he puesto en primera persona del plural) de algo mas del extraño acontecimiento entre Maxine y Fatuo. Para quien le vayan las paranoias y conjeturas que me envíe su teoría de lo que ha pasado, daré unas pistas:

1) Fatuo no posee poder de teletransporte (ni de cambiarse de traje, dicho sea de paso)

2) Maxine SI que tiene recuerdos a los que no puede acceder y estos datan a partir del momento en el que Fatuo desaparece.

3) Todo esta relacionado con el poder de Maxine para manipular el tiempo.

Joder, esto parece un Expediente-X, pero tranquilos, que tiene su coherencia y lógica.

Bueno, no doy mas pistas, que sino dejaras de leerme por aburrimiento y perderé la mitad de mis lectores (adivina quien es la otra mitad, si, has acertado, soy yo).

Xumer.

Tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *